facebook

Desde que era pequeño me gustó viajar y a medida que pasaron los años y tuve la oportunidad de salir del país mis ganas por tener nuevas experiencias y conocer el mundo solo fueron aumentando. Es así que un día decidí hacer una lista de todos los países que quería conocer y eventos que quería presenciar.

Con lista en mano y sabiendo que la UNESCO declaró al Día de los Muertos como una “Obra maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad”, el año pasado me decidí ir a México y documentar dicho evento.

Sin saber mucho del tema, me puse a investigar acerca de los orígenes de los Días de los Muertos y descubrí que, a diferencia de lo que mucha gente piensa, este día es una celebración prehispánica la cual se celebraba en el noveno mes del calendario mexica y la cual era presidida por la diosa Mictecacihuatl, mejor conocida como“ La Dama de la Muerte”. Pero claro, con la llegada de los españoles, esta tradición va evolucionando hasta lo que conocemos hoy en día y toma lugar del 31 de octubre al 2 de noviembre, días que fueron señalados por la Iglesia Católica para celebrar la memoria de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos.

Un mes antes del viaje empecé a planificar la logística y, después de hablar con varias personas y algunos amigos mexicanos, decidí ir al estado de Michoacán, en donde aún se conservan muchas de las tradiciones que en otros estados de México ya no se ven. A finales de octubre viajé a México y desde el Distrito Federal me trasladé a Michoacán, que se encuentra aproximadamente a 400 km y es famoso por los festejos que se realizan en los diferentes poblados que se encuentran alrededor del lago de Pátzcuaro, pero en especial por la festividades de la isla de Janitzio.

Durante tres días tuve la suerte de presenciar y compartir muchas de las tradiciones que se viven durante las celebraciones. Tratar de contar qué es lo que más me gustó es difí- cil, pero lo que disfruté muchísimo fue el ver como en México la muerte es parte de la vida y no es percibida como algo negativo y tris- te, sino más bien como algo que se respeta y hay que celebrar. Tanto así que tienen a las “calaveras” que son epitafios humorísticos de gente aún viva. Entre mis favoritos están: “De gordos y tragones están llenos los pan- teones” y “Calaca, tilica y flaca...”.

Finalmente, yo recomendaría a todos que va- yan a México y vivan el Día de Los Muertos. Sin duda podrán ver cómo es una celebración mágica que está llena de símbolos y signifi- cados que serían muy difíciles de explicar a menos que uno viva la experiencia.

Toma en cuenta

  • Siempre antes de viajar buscar más información por internet y mejor si se tiene gente local, con la cual uno pueda hablar
  • Siendo un evento religioso, es sumamente importante demostrar respeto, sobre todo en los cementerios.
  • Si se cuenta con un lente fijo que permita entrar mucha luz, es mejor usarlo.
  • Dado a que la mayor parte de eventos toman parte en la noche es necesario llevar un trípode para poder tomar buenas fotos.
  • Lamentablemente el Estado de Michoacán en este año ha visto muchos enfrentamientos armados, es por eso no que no recomendaría viajar a la región. En su lugar, recomendaría el visitar Mixquic o Puebla.

Fotos y texto: Francisco Pereira

 

FranciscoPereira-Mexico-00005
FranciscoPereira-Mexico-00005
 FranciscoPereira-Mexico-00013
FranciscoPereira-Mexico-00003
FranciscoPereira-Mexico-00016
FranciscoPereira-Mexico-00008
FranciscoPereira-Mexico-00001 FranciscoPereira-Mexico-00007
FranciscoPereira-Mexico-00012 

Lee en línea nuestra 29va edición

portada sep oct

hotel del parque quito
swiss bodas 2018
copa
swisshotel cheese wine
avianca
Swissotel Tanosshi

Swisshotel Catering Touch

banner-marriot

misfotosec

jaboneriawilson misty 250px 250px

dentrix

Desarrollo web por: www.contacto.com