facebook

Por: Francisco Proaño

Difícil resulta describir las sensaciones que se viven desde el instante mismo en que se abre la puerta del avión de KLM en Delhi. Inmediatamente se respira un aire perfumado por los sabores, en un país donde se pueden saborear los colores y se pueden sentir los aromas.  Y es que India no solo es un país, sino más bien un continente donde los sentidos se revolucionan, en un constante carrusel de sensualidad. El pasear por los jardines de los hoteles Oberoi, inundados por el aroma del incienso de sándalo, debe ser algo parecido a hacer un paseo por el cielo.

01 
02 
03 04
05
06 07
08
09
10
11 12
13
14
15
16 boton-galeria

El viaje por el triángulo dorado, cuidadosamente planificado por un experto, nos abre las puertas, primero del Rajastán y la suntuosidad, en un pasaje por idílicos palacios, más tarde por los milenarios templos de Madhya Pradesh, para finalizar en las aguas sagradas de la madre Ganga en  el estado de Uttar Pradesh.

Para visitar India es siempre recomendable prepararse, no por el país, sino por nosotros mismos. Y es que se trata de un auténtico caso de love it or leave it.  Conocer un poco hace bien y mejor aún si se tienen los antecedentes de este mosaico de religiones, dioses, culturas e idiomas.  Se vive la opulencia y se siente la extrema pobreza, pero desde una perspectiva distinta de la que conocemos en occidente. Los casi 1,500 millones de habitantes, 85% de ellos viviendo en el campo, representan mucha gente, y muy diversa.

La habilidad artesanal de obreros que trabajaron para adornar palacios y templos, muestra sutilmente con plástica escultural sobre la fría piedra, una hábilmente sugerida transparencia en el traje de una bailarina en los templos de Khajuraho. La herencia de ese pueblo artesano aún está viva en las manos de hombres y mujeres que adornan su mundo, y a veces el nuestro, con telas, estampados, cuadros, frazadas y esculturas. Por todas partes y en cada rincón, borlas de colores, sedas, estuco, madera o cualquier material natural embellecen todo; y es que para esta gente, todo, en el cielo como en la tierra, tiene un sentido, nada es parte de la casualidad.

Muchas personas que no han visitado India le atribuyen sólo pobreza y miseria. Lo cierto ese que uno encuentra milenarias culturas, aromas indescriptibles, un altísimo sentido de la estética, una profunda espiritualidad, colores que deslumbran, una gran simpatía y belleza de la gente, una música deliciosa y mucho, mucho más.  Hasta el sol parece tener otro color en este paraíso tan diverso. Ciertamente tendrá su lado oscuro, como en todas partes, pero generalmente observado, este es un lugar absolutamente extraordinario.
La migración natural, las invasiones, los éxodos que han barrido por miles de años el actual territorio de la India han plasmado en ella una multiculturalidad difícilmente vista.  

En un momento joya de la corona británica, desmontada del imperio gracias al Alma Grande de Mohandas K. Ghandi y a un apasionado Nerhu, país en el que habita casi un quinto de la población de la Tierra, India sigue siendo un referente espiritual, como lo fue ya hace miles de años, y además potencia indiscutible en industria y tecnología.

Esta India mística y turística se hace fácil de visitar con la ayuda de expertos conocedores de sus riquezas, de sus mejores rincones y de sus delicias.
Inmensa, rica, desafiante y hermosa, así se mostró India a nosotros.  La añoranza de esos días de descubrimiento mediante todos nuestros sentidos, hacen que pensemos constantemente en la fecha de regresar.

Para los interesados:
Organización de viaje:
Estadía en hoteles muy lujosos a precios muy convenientes, por medio de yatrik.com.
Visado para India
El mejor contacto es Juan Batallas Pino, de Cuenca, Ecuador, para la información general de documentos y visado e información sobre India (099996585/ 07 410 3270/07 410 3624).
Hoteles preferidos
Oberoi.  Simplemente el lujo experimentado en lo mejor de lo mejor.  Udaivillas by Oberoi en Udaipur fue nominado como el mejor Resort de Lujo por la revista especializada Travel & Leisure edición 2013.  Sin ánimo de confrontación, y por experiencia propia, los magníficos hoteles Taj se ven opacados por la simple razón de la actitud de gente apasionada por el servicio, en los hoteles Oberoi.  Siempre estuvimos rodeados de gente linda, amable, atenta a nuestros gustos (en Gurgaon y en Udaivillas recibimos obsequios de empleados, que percibieron nuestro gusto por el incienso de sándalo y por la música sufí). ¡Indescriptibles experiencias!
        
Lecturas sobre espiritualidad:
•    Autobiografía de un Yogui, Paramahansa Yogananda
•    El viaje a la iluminación, Paramahansa Yogananda
•    La búsqueda eterna, Paramahansa Yogananda

Lee en línea nuestra 29va edición

portada sep oct

hotel del parque quito
swiss bodas 2018
copa
swisshotel cheese wine
avianca
Swissotel Tanosshi

Swisshotel Catering Touch

banner-marriot

misfotosec

jaboneriawilson misty 250px 250px

dentrix

Desarrollo web por: www.contacto.com