facebook

Fotos y texto por: Diego Villacrés

DSC02183
Nepa1 IMG 0444365

Hace dos años descubrí el montañismo, a tal punto de transformarlo en mi estilo de vida. Desde entonces, mi sueño era visitar la cordillera de los Himalayas, ubicada en la mítica nación de Nepal: éste es, sin duda alguna, el sueño de toda persona que ama la montaña.

Me uní a una expedición suiza para esta gran aventura: el trekking más alto del mundo a través de senderos enclavados a lo largo y ancho de todo el Parque Nacional Sagarmatha al nororiente de Nepal. Nuestra primera escala fue su capital, Katmandú, donde las motocicletas son el medio de transporte más utilizado. Es una experiencia única caminar por las callejuelas estrechas de esta ciudad exótica, plagada de templos y plazas budistas, mercados artesanales y vendedores ambulantes.

Nuestra caminata arrancó en la ciudad de Lukla, a una hora de vuelo desde Katmandú. El aeropuerto de Lukla es mundialmente famoso porque su pista de aterrizaje, al estar ubicada en la ladera de una montaña, se desarrolla cuesta arriba.

A partir de este punto, ya no existen autos, motocicletas ni bicicletas. El único medio de transporte es caminar por los senderos de montaña en compañía de burros, yaks y sherpas, los cuales llevan a sus espaldas todo tipo de cargamento. Nos esperaban quince días de caminata para cubrir 150 kilómetros de trekking a través de poblaciones pintorescas.

En el trayecto cruzamos un sinnúmero de ríos de aguas cristalinas provenientes de los glaciares del Himalaya e igual número de puentes metálicos colgantes. Las estupas, los monumentos de piedra y las banderas de oración salpicaban con su colorido todos los paisajes espléndidos, adornados con montañas nevadas que parecían elevarse desde la nada hasta perderse en las nubes.

Vale la pena visitar los monasterios budistas de Namche y Tengboche: en estos templos se respira un ambiente de paz espiritual y armonía con la naturaleza circundante. Sus esculturas, adornos y pinturas religiosas son verdaderas obras de arte colmadas de paciencia y oración.

A medida que nos íbamos internando en el corazón del Himalaya, la vista panorámica inigualable de las montañas más altas del mundo, como el Everest, Cho Oyu, Lhotse, Makalu, hacían de nuestra aventura una experiencia única: nos sentíamos un átomo frente a la imponente majestuosidad de aquellos ocho-miles; una huella indeleble se imprimía profundamente en nuestra alma. La jornada más emocionante para todos fue el día que pusimos nuestros pies en el campamento base del Everest, ubicado a más de cinco mil trescientos metros sobre el nivel del mar.

Este misterioso rincón del Asia posee una belleza natural inigualable: tierra de los legendarios sherpas, cuna de leyendas épicas de heroísmo, valentía, coraje y supervivencia, protagonizadas por montañistas de todo el mundo obsesionados por conquistar las fronteras más elevadas de nuestro planeta.

296
DSCN7438 copy
Nepa1 IMG 0521441  Nepa1 DSC 0018 
215
015
 Nepa1 DSC 0314
 Nepa1 DSC 0320
 

Lee en línea nuestra 29va edición

portada sep oct

hotel del parque quito
swiss bodas 2018
copa
swisshotel cheese wine
avianca
Swissotel Tanosshi

Swisshotel Catering Touch

banner-marriot

misfotosec

jaboneriawilson misty 250px 250px

dentrix

Desarrollo web por: www.contacto.com